Salud

Sociedad de Infectología: la ozonoterapia es un fraude para la salud

Los infectólogos comparan esta pseudociencia con lo que fueron, en su momento, los adaptógenos y los biopolímeros. El consenso médico en su contra es mundial. Aparte de carecer de evidencias científicas confiables, han registrado casos de daños a pacientes

La ozonoterapia, tan ampliamente promovida por el gobierno de Nicolás Maduro, es «un fraude para la salud. Una pseudociencia. Una práctica con riesgo y peligros». Quienes la califican así son las voces más calificadas del país en lo que a tratamientos contra virus se refiere: la Sociedad Venezolana de Infectología.

La denuncia contra la ozonoterapia como supuesto tratamiento contra la covid-19 la hacen «al igual como en el pasado denunciamos, desde un principio, a los adaptógenos como fraudulentos y a los biopolímeros como peligrosos, y fueron ambos prohibidos tiempo después ante la inmensa evidencia en contra».

«La ozonoterapia, o uso médico del ozono, carece de evidencias científicas. No es recomendado por ningún organismo», advierten. Pero no solo eso. Como terapia médica no está aprobada ni por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ni por la Americana (FDA).

Su uso directo puede ser altamente irritativo en humanos y animales. Puede producir daños severos a nivel del epitelio en piel, pulmones o mucosa rectal, con su uso local.

Al hablar del ozono como producto para ser usado médicamente, lo primero que escriben los infectólogos en sus guías es: No se recomienda su uso.
Al hablar del ozono como producto para ser usado médicamente, lo primero que escriben los infectólogos en sus guías es: No se recomienda su uso.

Para estos especialistas (especialistas de verdad, que se formaron tras largos años de estudio en universidades prestigiosas e hicieron pasantías en diversas zonas del país), algunos tratamientos y productos se comercializan como beneficiosos para la salud sin contar con respaldo científico. «Estos productos son catalogados, por muchos, como pseudociencia o ciencia falsa. Incluso como fraudes de salud que solo benefician económicamente a sus promotores, bajo engaño a los demás», expresaron.

Desde que comenzó la pandemia, la Sociedad Venezolana de Infectología elabora unas recomendaciones terapéuticas para la covid-19, en las que advierten sobre los riesgos de recurrir a tratamientos o productos que carecen de evidencia científicas, y que su uso puede ser inútil o peligroso.

«Más del 80 % de los casos de covid-19 son leves y moderados y son autolimitados. Esto quiere decir que mejoran solos, sin necesidad de tratamiento. Es decir, igual mejoran con cualquier tratamiento que pueda ser considerado inútil».

Nota original en:  elestimulo.com

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba