Noticias

¡REPRESENTANTE DE LA ONU COINCIDE CON GOBERNADOR MANUEL ROSALES!

En usar recursos bloquedados para aliviar la crisis en el país

El gobernador Manuel Rosales Guerrero, ya había planteado la necesidad de hacer uso de una serie de recursos de Venezuela congelados en el exterior para resolver grandes problemas de inversión en servicios públicos y sectores del ámbito nacional que deben solucionarse con urgencia y cuyos recursos pueden destinarse para tal fin, pues, el dignatario de la Organización de Naciones Unidas (ONU), representante de Servicios Humanitarios, Martin Griffits, en su visita a Venezuela planteó exactamente lo mismo que el gobernador Rosales coincidiendo plenamente en que los recursos del país deben utilizarse para solventar la fuerte necesidad humanitaria que aún padece Venezuela.

Contextualizando esta idea, el día 22 de julio pasado el gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, expresó: «Estamos obligados por las emergencias a plantear el uso de los fondos congelados en el exterior». Durante una transmisión en cadena regional el gobernador del estado Zulia,  manifestó su compromiso con el pueblo zuliano en cuanto a la necesidad de alzar la voz con firmeza ante la mesa de negociaciones en México, para atender la calamidad en hospitales, ambulatorios, escuelas, electricidad, agua potable, vialidad y conectividad, utilizando los fondos de la República que permanecen congelados en Inglaterra, Portugal y Estados Unidos.

Rosales consideró que «es posible que este mensaje genere ciertas controversias, pero el tiempo apremia y el grito de la calle es cada vez más fuerte. Estamos obligados a plantear los temas con claridad, firmeza y madurez».

«No se puede perder el tiempo»

A juicio del mandatario regional la principal lección que nos deja esta crisis es que no se puede perder un minuto más en la toma decisiones para atender la calamidad que vive la gente. «Quienes participan en la Mesa de Diálogo tienen claro cómo se vivió aquello y que no hay tiempo que perder en cálculos de tableros políticos o en intereses grupales. Eso no lo perdonaría el pueblo venezolano».

Continuó: «estamos obligados por las emergencias a plantear que parte de esos fondos deben ser usados sin demora en
hospitales, ambulatorios, escuelas, electricidad, agua potable, entre otros».

El Gobernador del Zulia expresó su duda en cuanto a la posibilidad de que alguien con plena conciencia de las necesidades que hay en el país y del sufrimiento de la gente, pueda oponerse al uso de esos recursos.

«Acudamos a los organismos»

Rosales anunció como propuestas para atender a la crisis  acudir a la banca multilateral, tramitar y ejecutar la inversión a través de la Corporación Andina de Fomento, activar proyectos con el Banco Interamericano de Desarrollo, la ONU, acceder a 5 mil millones dólares de derechos especiales de giro con el Fondo Monetario Internacional y acceder parcialmente a fondos congelados de la República, cómo el oro en Inglaterra y 1200 millones de dólares en Portugal.

En un desglose, el Gobernador Rosales propone que se destinen 5000 mil millones al sistema eléctrico (la CAF inició todas las obras y tiene los proyectos), 500 millones de dólares para solucionar el problema de suministro de agua; 350 millones de dólares a salud, 200 millones de dólares se destinaría a educación, otros 1000 millones de dólares para alimentación.

Coincidencia plena

El pasado domingo 31 de Julio en  el jefe de los servicios humanitarios de la Organización de las Naciones Unidas, Martin Griffits dijo  que Venezuela aún tiene «necesidades importantes», entre ellas las de 5,2 millones de personas que el organismo considera de mayor vulnerabilidad.

Griffiths, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia de Naciones Unidas, sostuvo reuniones con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, así como con varios ministros y vicepresidentes, representantes de la oposición y de ONG locales y extranjeras.

Este nuevo plan, explica el comunicado, requiere de 795 millones de dólares y su objetivo es «brindar asistencia a 5,2 millones de personas, centrándose en apoyar los servicios de salud, mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, fortalecer la prestación de servicios básicos y la educación, promover la protección y abordar la movilidad humana».

Griffiths agradeció la solidaridad de los donantes internacionales, gracias a los cuales han entrado 170 millones de dólares este año para ayudas, e hizo un llamado al Gobierno, la oposición y la comunidad internacional a trabajar juntos para usar recursos congelados de Venezuela en el exterior para el beneficio de los más vulnerables y del desarrollo del país.

Sin dudas, el Gobernador del Zulia ya venía visualizando mecanismos para atender las situaciones álgidas del país que, desde el Zulia se padecen con mayor proporción y ahora, el representante de las Naciones Unidas plantea la misma idea con lo cual solo es cuestión de que exista la voluntad y el empuje para llevar a concreción estas propuestas en beneficio de la población nacional.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba