Salud

Portero dio respiración boca a boca a un bebé porque no había pediatra

En el Hospital de Los Magallanes de Catia el fin de semana se registraron dos muertes por falta de atención médica

Johandeiber Sosa tenía siete meses de nacido. El pasado sábado 2 de septiembre, sus padres la llevaron al hospital Dr. José Gregorio Hernández, en Los Magallanes de Catia, tras presentar malestar.

El bebé no quería comer, estaba deshidratada y débil, relataron parientes este martes a la prensa, mientras agilizaban los trámites para el retiro del cuerpo.

Al llegar al centro asistencial, el portero les indicó que no había galenos de guardia en la emergencia, y las pocas enfermeras permanecían en sus áreas de descanso en algunos pisos.

El niño presentó dificultades para respirar y los padres desesperados, clamaron por atención médica, la cual nunca llegó.

Fue el portero del hospital quien le dio respiración boca a boca al niño, y pese a los esfuerzos, murió en los brazos de sus padres.

Otro caso

Trascendió que el viernes, los padres de la niña de Mariana Saret Mago Pereira (2) la llevaron al hospital Miguel Pérez Carreño, donde un pediatra le suministró una pastilla desparasitante.

Dos días después, la menor no quería comer y según sus padres, tenía los labios resecos, por lo que también decidieron llevarla al hospital de Los Magallanes de Catia.

Familiares de la niña se encontraron con la misma situación de la familia Sosa: no había médicos ni enfermeras de guardia, la niña murió.

Ambas familias se encontraban este martes en la medicatura forense de Bello Monte.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba