Opinión

No aspiro cargos de elección popular

Desde hace mucho tiempo vengo señalando el camino en el cual estoy convencido  debemos transitar para lograr avanzar en una unidad de propósitos que nos permita estructurar una oposición renovada, fuerte y vigorosa.

El acompañamiento al ciudadano en sus luchas de supervivencia ante el peor gobierno de la historia es fundamental.

Organizar al ciudadano alrededor de los problemas para desde ahí construir íntegramente un movimiento que tenga capacidad de movilizar y reclamar los derechos que les son conculcados  es estar en sintonía con el clamor de las masas.

El gran ejercicio que debemos hacer es construir de nuevo una Gran Unidad y desde ya Un Nuevo Tiempo se pone al servicio de esta tarea compleja y difícil pero no imposible.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba