Opinión

Ni con la muerte se termina el dolor y el sufrimiento.

Por Óscar Hernández. Coordinador de defensa de los derechos Humanos UNT Vargas.

El camino que llevamos es hacia el exterminio como sociedad. Es cruel e inhumano sacar provecho de la calamidad que hoy vivimos.

Es notable esa situación con el aumento de muertes por covid 19 pues surge una especie de necrofilia con el abuso en los precios por servicios de cremación; hace apenas unos meses atrás cremar un cadáver era la opción más económica que tenían los familiares de un ser querido fallecido, pues era más económico que la inhumación.

Ahora vemos que este servicio cuesta alrededor de 600$ sin incluir el traslado, para tener una referencia trasladar un cadáver desde La Guaira a Caracas y cremarlo cuesta unos 1000$.

¿Cómo hace la familia luego de gastar todo lo que tiene intentando salvar al enfermo por covid y al no lograrlo tener que pagar mil dólares para cremarlo? ¿Dónde está la SUNDEE?

En estas cosas es que se debe actuar con celeridad, seriedad, humanidad y respeto por los deudos.

Lamentablemente la se sensibilidad humana tristemente se perdió.

Óscar Hernández. Coordinador de defensa de los derechos Humanos UNT Vargas.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba