Opinión

La corrupción y los corruptos son variopinto.

Por César Alonso

Si desean  atacar la corrupción solo deben de investigar a los funcionarios públicos de mando alto y medio  para constatar cómo desde el momento del nombramiento al cargo sus vidas cambiaron.

Pidan a los registros inmobiliarios la información de los últimos 10 años de las adquisiciones de apartamentos, casas y terrenos en las zonas más costosa de cada estado del país y se sorprenderán cuando vean como sujetos que no tienen cómo justificar esas compras aparecen como  propietarios.

Ojo que también existen las argucias  que consisten en hacer la compraventa en dinero en efectivo (dólares) y luego poner una cantidad ínfima en el contrato pero eso es muy fácil de determinar viendo el histórico de las ventas pasadas y sacar el valor aproximado del metro cuadrado de construcción y/o terreno.

También está  el uso de testaferros que no tenían un centavo y ahora son dueños de una cantidad grosera de bienes, títulos y valores.

Cualquiera puede ser corrupto, no necesariamente debe ser del gobierno y tener un cargote, los hay muchos que operan desde las sombras y algunos se  ponen una careta de opositores y son la misma miasma.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba