Editorial

José Virtuoso: “Rescatemos esa democracia en la que el ciudadano es el principal actor”

Lo que plantea Carlos Ocariz, de relegitimar todos los liderazgos políticos, “lo aplaudo totalmente”, afirma el rector de la UCAB. La universidad lanza la segunda fase de su campaña “Resetéate”

Ni que uno fuese una computadora para resetearse y comenzar de nuevo: cualquiera le respondería de esta manera a la campaña “Resetéate”, de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

Pero empezar de nuevo, concentrarse en lo mucho que se puede hacer y no en las paredes que lo tratan de impedir es un mensaje que reitera el rector ucabista, el sacerdote jesuita José Virtuoso. Se los dice no solo a los ciudadanos comunes y corrientes; también, a los políticos petrificados en un tiempo que ya pasó.

a UCAB lanza su segunda fase de “Resetéate”. “La principal fortaleza de la democracia está en la corresponsabilidad que los ciudadanos asuman en su defensa”, refiere Virtuoso en conversación conCcontrapunto.com. Recuerda que uno de los problemas de los años 90 era la necesidad de reformar el sistema político “para que la gente se sintiera mucho más partícipe” de la consecución de metas colectivas. La asamblea constituyente de 1999 dio paso a un nuevo texto constitucional “aún vigente, aunque de lado”, que propone “el protagonismo ciudadano y el rol fundamental de la participación en muchos ámbitos de la vida pública”.

El mensaje de “Resetéate” es “rescatemos esa democracia en la que el ciudadano es el principal actor”, subraya. La primera parte de la campaña, en el último trimestre de 2020, salieron los rostros que invitan a construir a pesar de las dificultades; los maestros que siguen dando clases, por ejemplo.

-Hay una gente que ya se reseteó.

-Esa gente ya se reseteó y la tenemos que poner enfrente, que es lo que busca la campaña: visibilizar esos rostros de la gente que se reseteó en este contexto y está dando lo mejor de sí.

La segunda fase de la campaña se centra en la promoción de las organizaciones sociales que se mantienen activas, detalla Virtuoso.

-¿Qué sería resetearse?

-Recuperar el protagonismo, recuperar el papel activo que tengo en este contexto, recuperar lo que puedo hacer. Resetearse es, de alguna manera, sacar la cabeza del hoyo, del hueco.

-¿Se puede hacer en medio de una situación tan adversa?

-Eso es lo que demuestra esta campaña. No estoy hablando de gente que tiene todos los problemas resueltos, que está en su casa medio aburrida. No. Es gente que está ahí y realmente en una situación límite decide juntarse con otro para ver cómo respondo a mis necesidades pero pensando en colectivo, pensando en unión con otros cómo puedo resolver.

-¿Trabajar juntos para resolver problemas? ¿Ese sería el reseteo?

-Trabajar juntos para resolver problemas, no dejarse arrancar la esperanza, no dejarse arrancar el derecho a soñar y a construir una vida distinta. Resetearse significa recuperar el derecho a vivir en democracia. Cuando te asocias con otro estás ejerciendo tu derecho a la asociación con otro, estás ejerciendo tu derecho a la libertad de expresión y estás reclamando una vida en colectivo que sea digna. Una de las cosas que me llama tremendamente la atención son todos estos estudios de opinión en los que se pone clarísimamente de manifiesto cómo la gente se agrupa para luchar por el gas, el agua, la electricidad. La gente tranca su calle. Eso supone exponerse a la violencia policial, a la violencia de actores políticos que no ven esto con buenos ojos. Supone hablar y expresarse. La gente, bien sea construyendo una iniciativa paralela, o bien sea alzando su voz para reclamar sus derechos, lo que está diciendo es “yo estoy aquí y yo sí quiero vivir en democracia y hago uso de mi derecho a vivir en democracia”.

-¿Los políticos tendrían que resetearse?

-Claro. He escuchado dos cosas que me parecen muy bien. Un estudio de Félix Seijas con el mundo opuesto al gobierno, que es más de 80% de la población, que dice que se siente huérfano tanto del gobierno como de la oposición en la búsqueda de alternativas y de futuro. Tenemos que cambiar, pero hasta tanto no aparezca esa necesidad de liderazgo que conduzca, nosotros estamos aquí. Si no nos reseteamos, si no cambiamos esa manera de pensar en la que yo dependo del liderazgo exterior para conquistar mis derechos, estamos mal. Para mí, resertearme significa dejar de pensar que el locus de control externo es el que me controla. Aquí tenemos que entender que la posibilidad de cambio político depende de que se forme una gran coalición de intereses, un gran movimiento social que reclame el cambio político y el cambio de condiciones, para lo cual evidentemente que hacen falta líderes y partidos, pero no es el único factor. Después escucho la voz de un connotado dirigente político diciendo que es momento de relegitimar los liderazgos.

-Lo que plantea Carlos Ocariz.

-Lo que plantea Carlos Ocariz. Lo aplaudo totalmente. Me parece que eso es importante.

-Ocariz está llamando a un reseteo.

-Ese reseteo es importante. Cuando digo liderazgo estoy hablando de partidos, de las instancias de conducción política, que tienen que conectarse con esa gente que está en esa doble situación: por un lado siente que tiene que moverse al cambio, está comprometida con la respuesta a sus problemas locales, pero siente que conectarse. Por eso me parece tan importante esa convocatoria que hace Ocariz, y que ojalá sea escuchada por todos.

-Lo que visibiliza la UCAB es lo que la administración de Maduro está criminalizando: las organizaciones no gubernamentales.

Con toda esa mala intención lo estamos haciendo (risas). Se han sacado un conjunto de resoluciones en las que se criminaliza la organización. Hay un enfilar las baterías contra las ONG. Y las ONG, de acuerdo con esas resoluciones, tienen que demostrar de antemano que no son terroristas, que no producen bombas molotov, que no blanquean capitales, que no son criminales. Lo primero que tienes que demostrar es que no eres criminal. Tienes que visibilizar de dónde vienen tus fondos, quiénes son tus beneficiarios. Tienes que estar en un registro. Muchos dirigentes que han tenido una actuación importante en organizaciones de DDHH, que están trabajando en la frontera o vinculadas con la libertad de expresión, sus dirigentes han sido acusados de distinta manera. Frente a esa criminalización estamos hablando de un sector al cual el país y la sociedad le deben mucho. Están asumiendo, incluso, funciones de Estado, que el Estado no está desarrollando. Todo lo que tiene que ver con la posibilidad de ayuda humanitaria, de responder a esta terrible crisis social lo están haciendo muchísimas organizaciones que se están dejando el pellejo en este proceso. Y organizaciones que a su vez apoyan a esas organizaciones de base para poder hacer su trabajo.

-¿Cuál sería el punto medio entre la rendición de cuentas y la persecución?

-Como organización legítimamente constituida y jurídicamente registrada tiene que dar cuentas, de dónde recibes los fondos, quiénes son tus cooperantes, cuál es el trabajo que haces. Tienes que dar rendición a través de los mecanismos establecidos por el Estado, porque para abrir una cuenta en un banco tienes que poder establecer las coordenadas, tienes que inscribirte en el registro y decir cuáles son tus autoridades como organización. El Estado ya cuenta con un conjunto de normativas. Pero además de eso, por razones de transparencia, necesitas oficializar el manejo de todo.

-¿Qué es lo que no debe ocurrir?

-Lo que no se debería hacer es que, porque recibes fondos de la organización tal, que está en Estados Unidos, necesariamente eres un cooperador del imperialismo. Es el enjuiciamiento previo por recibir fondos y poder aplicarlos a la cooperación internacional. Si explicas que recibes estos fondos, que vienen de la organización tal y los estoy aplicando aquí, dime dónde está el crimen. Lo que no puede ser es asumir previamente una postura represiva, más allá de lo que está consagrado en la ley.

-¿Habría que derogar esa norma?

-Hay que derogar esas resoluciones que lo que hacen es que complican mucho más, entorpecen mucho más la labor tan importante que están haciendo tantas organizaciones.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba