Denuncias

Intentaron abusar sexualmente de vendedora de café en Maiquetía

Fátima Torres, vendedora de café en Maiquetía, denunció que uno de sus clientes intentó abusar de ella.

“Yo le entregué el café que me pidió. Él me dijo que no tenía bolívares, que solo cargaba dólares. De repente se paró de la silla y se dirigió hasta la entrada. Pensé que se iba marchar, pero vi que quería cerrar la puerta de su local comercial”.

La mujer se puso en alerta, intuyendo que algo malo tramaba el sujeto. “Me di cuenta de sus intenciones. Lo empujé y salí corriendo en busca de ayuda y fue cuando me encontré con uno de los oficiales de la Policía, en Calle Los Baños”.

Como es usual en los casos de policías no formados en la igualdad de género y en la protección que deben dar a los ciudadanos, especialmente si son mujeres, lamentablemente los funcionarios lejos de ayudarla se burlaron de la trabajadora. A pesar de ser ignorada por estos agentes, Fátima acudió al módulo policial ubicado en la plaza Los Maestros.

Allí se encontró con la sorpresa de que solo había un policía y no pudo ayudarla. “Me dijo que estaba de guardia, que no podía dejar el módulo solo y que no podía hacer nada por mí”.

“Como ultima opción fui a la Unión Nacional de Mujeres (UnaMujer) y me dijeron que debía ir los días lunes, martes y miércoles. Fui hoy (ayer miércoles), pero no tenían emisario”.

El Diario La Verdad pide a las autoridades que tomen en serio las denuncias de las mujeres que sufren algún tipo de abuso, primero porque es el deber ser, segundo porque si se toman medidas preventivas se evita que estos abusos escalen.

El Ministerio de la Mujer debe tomar nota de la denuncia de Fátima y tiene que hacer seguimiento a este caso, que no pasó a mayores porque esta mujer no se amedrentó y evitó que el sujeto se aprovechara de ella por ser una mujer humilde, que se gana la vida honradamente.

Tomado: El Diario La Verdad 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba