Opinión

Hay que tener cuidado con los «payasos» políticos

Por Héctor Mendoza

Hay quienes asumen la política de manera «folclórica» y a lo largo de su maltrecha carrera en estas lides lo único que han hecho es hacer daño, conflictuar y convertirse en unos indeseables.

Estas conductas propias de  nulidades engreídas, alienados,  desacreditados y energúmenos sin ningún tipo de credibilidad, son en muchos casos acompañadas del vitoreo y la lisonja de aquellos que se les parecen y se sienten identificados con estos personajillos decadentes de la «política» de nuestra región, cuyo radio de acción se limita a unos grupitos intrascendentes de WhatsApp.
Creen estos belicosos de oficio que pueden lanzar sus improperios y acusaciones sin ningún fundamento contra quienes les dé la gana y que sus acciones que muchas veces son delitos queden impunes.
Hay pequeños grupúsculos que les ríen las mamarrachadas a estos desadaptados y se regodean con las maldades que hacen, se excitan al pensar que están desprestigiando a hombres y mujeres honestos, los azuzan, ya que eso constituye para ellos la «política» que les gusta.
No se puede ir por la vida haciendo daño sin tener consecuencias, sin tener ningún respuesta de quienes son víctimas de estos sinvergüenzas que no tiene un currículum para presentar sino un prontuario.
Tiene que llegar el momento en el cual los afectados tomen acciones serias y contundentes para frenar a los denunciantes de oficio que les gusta acusar sin prueba alguna. Estos inmorales injurian, difaman, vilipendian, imputan públicamente e instigan al odio para luego hacerse  las víctimas.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba