Noticias

Guaireños lamentan que verduras y frutas de los gochos “se pusieron carísimas”

Los emprendedores agrícolas andinos ya no ofrecen los rubros agrícolas a un costo solidario, opinan cientos de guaireños, usuarios de los mercaditos populares, que diariamente buscan ofertas que satisfagan las necesidades mínimas de alimentación de sus hogares. Los gochos reconocieron que las dificultades con el combustible y las alcabalas militares en las vías han encarecido la oferta de sus productos.

La Guaira. En la medida que se ha hecho indetenible el proceso de hiperinflación en el país, los guaireños se las ingenian para estirar sus ingresos, en aras de adquirir los alimentos y cubrir otras necesidades básicas para sus núcleos familiares.

Una de las opciones más recurridas era buscar las frutas, las legumbres y las verduras que vendedores oriundos de los Andes suelen traer desde sus terruños todas las semanas. Allí se entremezcla una oferta de dulces y delicias típicas que no son indiferentes a los compradores.

Sin embargo, esa luna de miel con “los gochos” pareciera  a punto de acabar. Los precios de sus productos han experimentado un progresivo incremento desde que iniciara el año 2021.

No es que se pusieron caros con la reconversión. Todo viene subiendo desde enero y llegamos al punto de que, a veces, consigo frutas y legumbres más baratas en el Central Madeirense”, explicó Arcadia Liendo, habitante de la comunidad de La Torre, parroquia Urimare.

Por la cercanía con su vivienda (casi al frente en plena avenida La Armada, camino a Catia La Mar), la mujer siempre chequea los precios de esos productos en el referido automercado, que se ubica en el Centro Comercial Sotavento.

Algunos productos se consiguen más baratos en las redes de supermercados que en los camiones de los gochos.

Algunos de sus vecinos no le creían la comparación de costos en relación con la oferta andina en el estacionamiento de los bloques de La Aviación y la jefatura civil de Urimare, en la urbanización Guaracarumbo, respectivamente.

“Es todo tan loco lo que pasa con ese dólar, con los bolívares que no existen, que un kilo de lechosa lo puedes conseguir a 5 bolívares dentro de un supermercado como ese, mientras que, en el calor, los gochos te lo venden a 6 o 6,5 bolívares”, indicó Martha Briceño, vecina de Liendo.

Cambur, topocho y yuca
El equipo de Crónica.Uno chequeó algunos de estos emprendimientos andinos en Catia La Mar, Maiquetía, Macuto y Caraballeda, donde la gente no madruga como en otrora. Ni siquiera como en los primeros meses de la pandemia, cuando había más restricciones para la movilización.

Pero, los que se acercan no evitan la molestia con los 8 bolívares que les piden por un kilogramo de tomates.

No es posible, están muy caros, ya no se puede hacer salsas para la pasta de los muchachos, como tampoco llevar pimentón y ají dulce”, dijo Eleuterio Rada, tras confirmar la lista de precios en el toldo de la calle real de Pariata, en Maiquetía.

Al detallar, en promedio, los precios en distintos puestos itinerantes de los andinos el kilo de cebolla, plátanos y frutas, como piña, guayaba y melón, osciló entre 7 y 8 bolívares.

Los que están interesados en un kilo de lechosa, guanábana, cebollín, papas, remolacha, ocumo, célery y montes en general han de cancelar entre 5 y 6 bolívares.

El cambur, el topocho y la yuca fueron de los pocos rubros campesinos que se comercializan entre 1,5 y 2,5 bolívares el kilogramo.

“Lo malo es que el cambur, con este calor de aquí, hay que comérselo rápido”, señaló Alberto Correa, un bachiller de 17 años de edad que acompañó a su abuela al mercadito de legumbres del boulevard Montecarlo en Caraballeda, al este del Litoral Central.

Al lado del joven estaba su vecina, Elena Prieto, que no ocultaba su rostro de frustración por los escasos productos con los que llegaría a su casa en la parte alta del sector Blanquita de Pérez.

“No sé adónde vamos a parar: los poquitos verdes que me manda mi hija desde Ecuador por Zoom (agencia de envíos de paquetes y remesas) no alcanzan tampoco con estos precios subiendo a cada rato”, puntualizó.

Por su parte, John Gaviria, emprendedor oriundo de La Fría (estado Táchira), justificó el alza de los precios de los rubros agrícolas, dado que “el gasoil está muy jodido de conseguir y, además, hay que bajarse, ya sabes, con los milicos, para que te dejen pasar”.

Eurípides Montaño, otro vendedor, agregó: “Aquí en La Guaira, esto es sálvese quien pueda con esos policías y guardias, pero trato de rebajarle a quien me compra más cantidad o es un cliente fijo”. Sus camiones se estacionan en la jefatura civil de la parroquia Carlos Soublette, frente a los bloques de la urbanización 10 de marzo.

Rebajas en Playa Grande
Cuando se visitaron los mercados municipales de Maiquetía y Catia La Mar, los precios de las verduras, legumbres y frutas se presentaron similares, lo que para muchos supone una cartelización consentida por las autoridades.

Aun así, en los apartamentos y casas de la urbanización Hugo Chávez, en Playa Grande (Urimare), entre los miércoles y los viernes sus habitantes disfrutan de una feria agrícola andina, en la que se aprecian rebajas entre 40% y 50% en comparación con sus paisanos de la zona.

“Los gochos de la Misión Vivienda de Playa Grande han tumbado más de un cliente a sus paisanos de Maiquetía y Catia La Mar, que son los más cercanos. La voz se está corriendo y uno sale ganando alguito”, refirió una habitante del lugar que adquirió los ingredientes para cocinar una sopa durante este fin de semana.

El Banco Central de Venezuela calculó la inflación de septiembre en 7,1% y en lo que va de año, la acumulada en 531,25%.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba