Noticias

Falla en planta de Tacoa tiene en jaque la luz de los guaireños

La falta de mantenimiento preventivo y de nuevas inversiones en el sistema generador de la subestación de Tacoa, al oeste del Litoral Central, han incrementado los apagones en la región y también de Caracas, de acuerdo con cálculos preliminares de antiguos técnicos de la planta. Este martes 3 de agosto, los guaireños han vuelto a vivir un corte eléctrico, como en las últimas 96 horas.

Desde finales de julio, se han acentuado las interrupciones en el servicio de luz eléctrica del Litoral Central. De acuerdo con la corporación estatal de electricidad el problema estriba en la subestación Tacoa.

En las últimas 96 horas, sus habitantes tuvieron que soportar aproximadamente 20 suspensiones del servicio (la mayoría de no más de media hora, pero seguidas). Sin embargo, en las últimas 24 horas la espera para que restituyeran la electricidad tardó entre cinco y seis horas.

La Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) atinó a publicar una explicación en su cuenta de Twitter y atribuyó todo a una falla técnica en el sistema generador de la subestación de Tacoa.

Dicha planta, donde en 1982 ocurrió una explosión de tanques y con ella, la muerte de más de un centenar de personas, entre  quienes se encontraban trabajadores, bomberos y hasta reporteros gráficos, está ubicada en Arrecifes, al oeste de la entidad federal, en la carretera hacia localidades turísticas como Chichiriviche y Puerto Cruz, pero también en las cercanías de Catia La Mar.

De acuerdo con extrabajadores del lugar, desde cuando estaba bajo la administración de la empresa Electricidad de Caracas, la subestación no ha tenido el mantenimiento preventivo de rigor y además, su parque generador con sus equipos termoeléctricos no han sido actualizados para satisfacer la demanda energética de un estado en el que habitan más de 750.000 personas, buena parte de ellas con sus casas en sitios elevados y con proximidad a las cadenas montañosas.

Luis Espinoza, electricista que trabajó en la planta en la década de los noventa, aseguró que con el estado actual de funcionamiento “va hacia el colapso porque no hay nuevas inversiones, que son urgentes, y eso lo saben las autoridades”.

Pero esta falla en Tacoa, admitida por Corpoelec, no solo causa molestias en la población local. Esta incidió también en la que se experimentó este lunes 2 de agosto en sectores de la ciudad de Caracas y, por supuesto, en el Litoral Central.

El domingo 1° de agosto, Corpoelec había advertido que vendría un mantenimiento preventivo y la sustitución de equipos en Catia La Mar, Maiquetía y Carayaca y que por tanto, se suspendería el servicio entre las 12:00 de la noche y las 6:00 de la mañana. No obstante, la merma se materializó con 15 apagones cortos y casi consecutivos, los cuales dañaron electrodomésticos y otros aparatos en cientos de hogares.

Fue la peor pesadilla de este año. La pandemia se quedó chiquita. ¿Quién me responde por mi nevera que no quiere encender?”, comentó Alba de Jiménez, que vive en el sector Simetaca, en Maiquetía.

En zonas populares cercanas a Tacoa, como Las Tunitas y Vista al Mar, igualmente se quejaron de los apagones seguidos. “Mi aire acondicionado y ventilador no resistieron a los bajones. Nadie se hace responsable”, indicó Miriam Cedeño, desde localidad de Taguao.

Entretanto, el gobernador de La Guaira, José Manuel Suárez, y el alcalde del municipio Vargas, José Alejandro Terán, no se han pronunciado al respecto.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba