Noticias

En Venezuela el 10% concentra el 40% del ingreso nacional

Los ingresos no laborales, como bonos remesas y ayudas representan casi 38% del ingreso de todos los hogares. En los hogares en pobreza suponen el 43% del ingreso total, mientras en los no pobres implican más de 20%

Venezuela abriga a una sociedad cada vez más desigual, con indicadores pobreza que siguen firmes y donde trabajar por salarios no es rentable, según la nueva encuesta Encovi sobre condiciones de vida en los hogares del país.

Contrario a lo que se pueda pensar ante el auge de bodegones y otros negocios comerciales en grandes ciudades como Caracas, los niveles de pobreza se mantienen por encima del 90% de los hogares del país y dos tercios están en pobreza extrema, de acuerdo a los primeros resultados difundidos por los responsables de este estudio, el más completo de cuantos se emprenden en Venezuela para medir las condiciones sociales y económicas reales de las personas.

El sociólogo Luis Pedro España, uno de los responsables de estos estudios periódicos, destacó que las brechas de desigualdad en ingresos continúan aumentando entre los distintos sectores de la población.

“El 10% de las personas con mejores ingresos concentra el 40% de todo el ingreso nacional”, dijo sobre el estudio que será presentado y debatido públicamente en Caracas este miércoles 29 en la sede de la Universidad Católica Andrés Bello.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) parte de unas 14 mil entrevistas en todo el país y es desarrollado por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, como responsable del estudio.

Menos iguales que otros

“El estudio revela la profundización de las brechas económicas, la pobreza y la precarización del trabajo, así como el deterioro de la alimentación, los ingresos y el acceso a servicios públicos, como consecuencia de la pandemia y la emergencia humanitaria”, señala la UCAB en un comunicado.

El estudio enfoca varias preguntas  y respuestas clave para entender la situación de Venezuela. Este es el único país del mundo en hiperinflación y el único con una profunda depresión económica que ha durado ocho años en línea, en tiempos de paz.

¿Qué ha pasado con la cobertura educativa en Venezuela tras más de un año de cierre de las escuelas por la covid-19? ¿Cuál es el efecto sobre el empleo que tiene la escasez de combustible y las medidas contra el coronavirus? ¿Cuántos venezolanos viven de su trabajo y cuántos sobreviven gracias a bonos gubernamentales o remesas? ¿Está mejorando la situación económica de las mayorías?

La presentación será en la sede de la UCAB en Montalbán, Caracas. Será retransmitida vía Zoom y YouTube, en una presentación a cargo de la profesora Anitza Freitez, doctora en Demografía, coordinadora del Proyecto ENCOVI y directora del IIES UCAB.

País con menos gente

El sociólogo Luis Pedro España, también explicará la encuesta. Él es docente investigador del IIES y coordinador del Proyecto sobre Estudios de la Pobreza de la UCAB y la Asociación Civil para la Promoción de Estudios Sociales (ACPES).

“La información recolectada cobra enorme importancia, porque nos ayuda a identificar el impacto de las medidas tomadas para la prevención del contagio por covid-19 sobre diversos aspectos de la vida de la población venezolana relacionados con la educación, la salud, la inserción laboral, los ingresos, el patrón de consumo, el acceso a los servicios públicos, la migración internacional, entre otros temas”, señaló Freites.

“Esta nueva lectura sobre las condiciones de vida mantiene como referencia un país cuyo tamaño poblacional se empequeñeció, justamente, por efecto del éxodo migratorio, aunque también a causa de un repunte de la mortalidad y de una menor producción de nacimientos”, mencionó Freitez.

El trabajo de campo, levantado entre febrero y julio de este año, supuso sortear dificultades por las restricciones de movilidad y la escasez de combustible.

“Aun así, conseguimos desplegar más de 200 personas entre encuestadores, supervisores y coordinadores. Ellos, cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, visitaron alrededor de 17 mil hogares y consiguieron realizar cerca de 14 mil entrevistas”, precisó.

Brechas y burbuja

La directora del IIES UCAB adelantó que uno de los hallazgos más preocupantes de la encuesta está relacionado con las brechas educativas.

“La ENCOVI 2021 dará cuenta de los efectos adversos del cierre de los centros educativos a causa de la pandemia por covid-19 sobre la cobertura educativa en todos los niveles, particularmente la educación inicial y la universitaria. Se verá que las inequidades sociales en los procesos de aprendizaje se han ampliado”, agregó.

Este efecto negativo se debe a la adopción de la modalidad de educación a distancia sin brindar los apoyos necesarios a docentes, estudiantes y hogares.

“En cuanto a las condiciones de vida (pobreza multidimensional), más de 60% de los hogares tienen privaciones importantes en cuanto a su bienestar material y acceso a los servicios públicos”; esto, entre otras cosas, debido a que la crisis de combustible y las medidas preventivas contra la covid-19.

La mitad de los individuos en edad productiva está en inactividad. “Y los que trabajan lo hacen en condiciones mucho más precarias que años anteriores”, advirtió España.

El empleo en condiciones vulnerables alcanza a seis de cada 10 venezolanos que laboran. Mientras, sigue aumentando la dependencia de bonos que entrega el gobierno en dinero devaluado, porque no hay incentivos para trabajar.

“Esta ENCOVI revela que los ingresos no laborales representan casi 38% del ingreso de todos los hogares. En los hogares en pobreza suponen el 43% del ingreso total, mientras en los no pobres implican más de 20%. Los primeros dependen de las transferencias públicas. Los segundos, de las remesas y las transferencias privadas internas”, dijo España.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba