Noticias

“El pasaje en avión sigue siendo más costoso, pero ahorro tiempo y quién sabe cuánto más evitando las alcabalas”

Con el inicio de la pandemia el traslado de Carolina Yánez entre Caracas y Maracaibo se complicó cada vez más, conforme pasaban los meses y se mantenían las restricciones de vuelos comerciales e, incluso, del transporte terrestre intraurbano al menos hasta finales de 2020: “Fue muy desesperante todo lo que tuvimos que hacer para movernos y, con el tema de las alcabalas, todo era más costoso todavía”

Carolina vive en la capital del país, pero su familia es originaria del estado Zulia, donde, además, maneja un pequeño negocio familiar, razón por la que cada dos semanas, desde antes y durante la pandemia, tiene que hacer viajes ida y vuelta y estancias cortas en la ciudad de Maracaibo. Con el declive del sector aeronáutico, afectado también por la recesión económica del país, desde hace algunos años le tocó moverse por carretera, aunque la falta de unidades y la inseguridad siempre fueron un elemento en contra.

Si no conseguía vuelo o no había en la fecha que necesitaba, me iba al terminal de La Bandera a buscar pasaje en autobús o carro por puesto, pero desde la pandemia rodar en carretera es un martirio: vías en mal estado, inseguridad y alcabalas por todos lados que hacen que el viaje sea más largo”, explica la comerciante.

Es por ello que, ante la decisión tomada hace dos semanas por el Gobierno de reactivar las operaciones aerocomerciales en 14 aeropuertos del país, lo primero que hizo Carolina fue “moverse” y contactar a las aerolíneas para saber precios y frecuencias de la ruta Caracas-Maracaibo-Caracas. “Si conseguía un vuelo esa misma semana, no me lo iba a perder”, señala.

Si bien la orden gubernamental dio respuesta a las exigencias que tenían meses haciendo los gremios aeronáuticos y turísticos, agarró “desprevenido” a más de uno en el sector. Para entonces, el presidente de Conseturismo, Leudo González, advirtió que la reactivación no sería inmediata y que las líneas aéreas tendrían que hacer los estudios pertinentes para determinar la factibilidad y demanda de las rutas permitidas.

No fue sino a mediados de la semana pasada (que correspondía a cuarentena radical) que algunas aerolíneas comenzaron a publicar sus ofertas de vuelos. Láser Airlines, Estelar, Venezolana de Aviación y Conviasa, por ejemplo, ya permiten comprar a través de sus páginas web y oficinas boletos de la ruta Maiquetía-Maracaibo, con precios que van de 50 a 70 dólares por viaje.

El pasaje en avión hacia Maracaibo, si bien supera al precio establecido en autobús saliendo del terminal de La Bandera (entre 19 y 23 dólares por viaje), cuesta la mitad de lo que cobran en los alrededores del terminal los carros privados por puesto ($100). “Un viaje hasta allá implica sacarle ‘rosca’ al carro, sumado a la gasolina y lo que hay que tener por si paran el vehículo en una alcabala”, dijo uno de los conductores de la zona.

En plataformas privadas, como Moovets, el precio hasta Maracaibo es de 150 dólares en carro particular y 80 dólares en autobuses, mientras que hasta Barquisimeto la primera opción tiene un costo de 50 dólares por persona.

El conductor señaló que, en ocasiones, corren el riesgo de tener que regresar a Caracas con menos pasajeros, por lo que las ganancias “pueden ser mínimas”. Hacia Mérida, un viaje que por carretera puede llegar a durar más de 12 horas, desde La Bandera el precio es de 23 dólares en autobús y 110 dólares en carro por puesto; mientras que el pasaje en avión hasta la ciudad de El Vigía está siendo ofertado en entre 50 y 55 dólares.

Tenía planeado ir a Mérida a visitar a mi familia paterna en septiembre, aprovechando las vacaciones del trabajo, y, como iré solo, es más factible irme en avión. El pasaje sigue siendo más costoso, pero creo que ahorro más tiempo, y más si tomas en cuenta las alcabalas o imprevistos en la vía”, opinó Rodrigo Molina.

Otros destinos que ya están disponibles con salidas desde el Aeropuerto de Maiquetía son Barcelona (entre $40 y $100, por tramo, con Avior Airlines y Láser), Maturín (entre $40 y $48, por tramo, con Estelar y Conviasa), Barquisimeto (entre $40 y $42, por tramo, con Láser y Venezolana de Aviación) y Cumaná ($38 por tramo, con Conviasa).

Al momento de escribir esta nota, ni Conviasa ni Láser ni Avior han hecho mención de reactivación de vuelos ni venta de pasaje en avión a Las Piedras (Falcón) y Barinas, mientras que Rutaca aún no ha retomado la ruta Maiquetía-Barcelona, según confirmó una de sus agentes. Los aeropuertos de Ciudad Bolívar, Puerto Ordaz, La Fría y San Antonio del Táchira siguen exceptuados de la normativa del INAC.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba