Noticias

Damián Alifa: Quienes están leyendo mejor los cambios

El sociólogo y analista de investigación:

Los resultados electores son una fotografía y no la película completa. Esta es una elección en medio de un país que se está reconfigurando a pasos sumamente acelerados y que no hemos tenido el tiempo y la investigación necesaria para tomarle el pulso a estos cambios.

  1. La política frecuentemente va a la zaga de la sociedad. Desde hace al menos tres años el país está dando un giro. Lo que algunos llaman el «colapso del modelo rentístico» y otros la «nueva crisis del modelo de desarrollo» apunta a cambios sustanciales en la vida nacional.
  2. Hasta los momentos la polarización había permitido a la clase política surfear estás realidades. El gobierno había vendido a sus partidarios una fórmula mágica para «salir de la crisis» y la oposición había dicho tener una fórmula mágica para salir del gobierno.

4 Ambos bloques se dieron contra el muro de la realidad. El gobierno, aislado, preso de sus errores macroeconómicos y presionado por intereses internos tuvo que aceptar que había que flexibilizar la economía, reconocer la propiedad y negociar con viejos y nuevos agentes.

  1. Por su parte, el retorno de la MUD a la vía electoral es el reconocimiento de facto de una realidad: no hay atajos posibles, ni cuartelazos, ni invasiones, ni siquiera protestas masivas pueden sacar al gobierno. Aún en condiciones asimétricas, se debe dar la batalla electoral.
  2. El chavismo cambió su discurso de reforzamiento a sus bases, el «todos juntos» de sus últimas campañas, su discurso de «resistencia antimperialista» por el de «Venezuela tiene con qué», que buscaba persuadir, incorporar sus nuevas narrativas.
  3. Creo que Lacava, José Alejandro Terán, Georgette Topalían son las  candidaturas que desde el chavismo están leyendo mejor los cambios que están operando en el país. Hicieron campañas persuasivas, abiertas con mensajes hacia sus no adeptos.
  4. 8. El resultado en términos de participación le recuerda al chavismo lo que ya todos sabemos: cada día el desgaste es más grande, cada día su base dura merma. Pueden gobernar en minoría por algún tiempo más, pero la tendencia es amenazadora del estatus quo.
  5. Por su parte, la oposición hizo una campaña muy tradicional. Básicamente  buscando capitalizar el descontento. La MUD no tuvo un mensaje claro sobre: 1) ¿Por qué antes no había que votar y ahora sí? 2) ¿Qué harían frente a los protectores? 3) ¿Para qué ganar la gobernaciones?
  6. La Alianza Democrática basó demasiado su campaña en figuras. Pero siguen sin tener una respuesta sólida ante los ataques que los estigmatizan como «oposición controlada» u «oposición complaciente».
  7. Por último, en estas elecciones hubo una enorme cantidad de «terceras fuerzas» con resultados bastante positivos como el de Ecarri y otras hay que evaluar con lupa. Creo que son candidaturas con narrativas nuevas que perdiendo ganan, porque dejan una brecha abierta.
  1. El mismo chavismo disidente, con su presencia, aunque menguada por varias jugadas polémicas realizadas por el CNE y por múltiples errores propios, contribuye a seguir diversificando la oferta electoral.
  2. La abstención se debe a muchas cosas. Una de ellas es la migración, aunque difícil de calcular, se puede estimar que es un factor que influye. La abstención militante, creo que cada día más pequeña, pero está presente. Ahora bien, en general ganó la apatía.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba