Salud

Casos de ómicron se concentran en Caracas, Miranda y La Guaira, según datos del IVIC

Caracas. Ya hay amplio predominio de ómicron en muchos estados, y con seguridad en la región central: Distrito Capital, Miranda y La Guaira”, declaró a Crónica.Uno la investigadora emérita y jefa del laboratorio de virología molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), Flor Pujol, sobre cómo avanza esta variante del SARS-CoV-2 en el país, la cual es entre tres y cinco veces más contagiosa que otras variantes, como delta.

Los contagios de COVID-19 confirmados en las últimas 24 horas fueron 2328 nuevos casos: 2307 de transmisión comunitaria y 21 personas contagiadas que ingresaron al país a través del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía. Hasta el momento, este es el reporte de casos diarios más elevado emitido por las autoridades del gobierno de Nicolás Maduro desde 2020. Además, la cifra de este miércoles 19 de enero es 11,39 % más alta que la publicada el pasado martes (2090).

Del total anunciado este miércoles, Caracas reportó 701 positivos y 111 de ellos en la parroquia Altagracia; 463 en Miranda y 57 en La Guaira. Además, el reporte incluyó datos de los 24 estados del país, a diferencia de los reportes diarios de las últimas semanas, los cuales no reflejaron casos positivos en varios estados.

En las últimas 24 horas también hubo un aumento de 5,89 % en los casos activos en todo el país, cifra que pasó de 13.704 a 14.511 contagios, de los cuales, según datos oficiales, 10.101 pacientes no presentan síntomas, 3687 con insuficiencia respiratoria aguda leve, 519 tienen insuficiencia respiratoria aguda moderada y 204 se encuentran en unidades de cuidados intensivos (esta cifra aumentó 2,51 % en las últimas 24 horas).

Situación en las clínicas

Otro dato oficial indica que de los casos activos en el país, al menos 1089 pacientes están atendidos en clínicas privadas. Héctor Marcano, vicepresidente de la clínica El Ávila, detalló que en este centro de salud privado ha tenido un “aumento notorio” en el número de personas que está ingresando por la emergencia con síntomas sugestivos de COVID-19,

A veces los pacientes no consideran estos síntomas tan importantes. Creen que es un resfriado, pero cuando se hacen la prueba resulta ser covid, añadió Marcano, quien detalló que en las consultas también están diagnosticando casos de COVID-19. La gente está yendo a consulta sin saber qué es lo que tiene y resulta que termina siendo covid.

Con respecto a la hospitalización o la necesidad de cuidados intensivos, Marcano aclaró que no han visto un aumento en los casos que requieran estos procedimientos. “En este momento en la clínica solo hay tres pacientes hospitalizados por covid, de los cuales, solo uno tiene un diagnóstico de consideración. El resto no están en situación de gravedad.

Sin embargo, Marcano advirtió que el país necesita aumentar la vacunación contra la COVID-19, debido a que en este momento de la pandemia no parece ideal plantear la llamada “inmunidad de rebaño” como una planteamiento ideal para controlar la epidemia de COVID-19 en el país debido a los constantes cambios del virus.

Aún hace falta un esfuerzo más grande en el tema de las vacunas para lograr controlar esta enfermedad. Lo de la llamada inmunidad del rebaño no debería plantearse como al principio de la pandemia porque por lo que estamos viendo en las mutaciones del virus no permiten que todos estén inmunes. Hay pacientes que se han infectado más de una vez. Aún nos queda por aprender y camino por recorrer, pero en esta oportunidad, en los casos, las consecuencias y en la carga económica ha sido un poco menor que en las olas anteriores”, declaró Marcano.

Los voceros oficiales aseguran que la cobertura de vacunación contra la COVID-19 en la población venezolana, estimada en un poco más de 28 millones de habitantes, ya se encuentra por encima del 90 %, pero sin detallar si este dato es respecto a la aplicación de una o dos dosis de alguna vacuna. Sin embargo, los datos actualizados hasta el 19 de enero de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) siguen estimando que solo 40,44 % de la población tiene pauta completa.

Acetaminofén y antigripales

Para este jueves 20 de enero, en varias farmacias Caribe (las cuales son gestionadas por la Alcaldía de Caracas) no había acetaminofén ni antigripales. Tampoco se consiguieron en la farmacia Una Mano Amiga, perteneciente al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Yo pasé ahorita por la que está en la avenida Urdaneta y no había nada eso”, comentó Yeisón Díaz, quien acudió a una cadena de farmacias privadas para comprar ambos medicamentos, los cuales fueron recetados por un médico para un familiar contagiado con COVID-19.

En las cadenas privadas como Locatel y Farmatodo sí hay disponibilidad de acetaminofén y antigripales. Sin embargo, farmacéuticos y empleados de ambas cadenas declararon a Crónica.Uno que dichos medicamentos, incluyendo jarabes para la tos, se agotan en los anaqueles en pocas horas, por lo que deben reponer la mercancía constantemente.

El acetaminofén no solo lo están comprando, también lo están robando mucho”, comentó uno de los empleados de la sede de Farmatodo en La Hoyada, en el centro de Caracas. El costo más económico de una caja de 10 tabletas de acetaminofén es de 4,85 bolívares, equivalente a un dólar, lo que representa 44,33 % del valor del salario mínimo en Venezuela, que desde principios de 2021 es de apenas 7 bolívares.

La doctora Patricia Valenzuela, médico internista infectólogo y vicepresidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, explicó que los antigripales suelen ser una combinación en una misma pastilla de acetaminofén o paracetamol con algún antialérgico, por lo que su uso no representa una contraindicación para personas contagiadas de COVID-19. Sin embargo, Valenzuela aclaró que algunas presentaciones pueden contener dentro de esa misma combinación algún descongestionante, y su uso sin prescripción de algún médico puede ocasionar efectos adversos en algunos pacientes.

“Estos suelen tener un efecto de vasoconstricción de las arterias de la nariz y eso a corto, mediano o largo plazo puede producir como efecto adverso hipertensión arterial, que desaparece al momento de que se suspende el medicamento. Por ello, los antigripales es preferible que no contengan los descongestionados, a menos que un médico lo prescriba”, explicó Valenzuela.

Con respecto al uso de los jarabes para la tos, medicamento del cual algunas presentaciones, como Yonal, se encuentran agotadas en farmacias, Valenzuela explicó sobre su uso en pacientes con COVID-19 “a veces pueden ayudar o a veces no”, así que siempre es recomendable que un médico evalúe al paciente antes de que este decida tomar algún medicamento.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba